Cupones O.N.C.E.

Resulta extrañamente paradójico pensar las vueltas que da la vida, acabar dedicándome a temas de accesibilidad e inclusión tras haber sido “Pilsero” y además habiendo coleccionado cupones durante años.

El caso es que desde 1987 vengo coleccionado, aunque en los últimos años con la salida de las maquinas “de tíckets” y tanto juego la cuestión ha perdido algo de la frescura de antaño, pero resulta interesante y curioso recorrer los diferentes motivos que sorteo tras sorteo alimentaban la “ilusión de todos los días”.

Es una pena que tras la conversión de “Organización sin animo de lucro” a “Empresa dedicada a la rentabilidad”, la cosa haya crecido en dirección a una “nostra” que pierde por momentos el significado de “bien común”, lo cual no es del todo deseable, y que la belleza original del propio sorteo haya quedado ensombrecida por la – bajo mi punto de vista – perdida del objetivo primordial de la organización. Ley de vida supongo, pero esa es otra historia.

A pesar de ello sigo disfrutando de estos “Sellos para personas con baja visión”, que comencé a coleccionar – si la memoria no me falla – en aquel verano de 1987

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies