World of Warcraft

Aterrice en Azeroth en plena expansion del Rey Exánime, cientos de horas jugadas, miles de aventuras vividas y luchas compartidas a lo largo y ancho de este fantástico mundo.

He buscado mascotas, trajes y secretos, hecho safari fotográfico, buscado reliquias para disfrazar a mis personajes, buscado mascotas y monturas (a veces con meses de intentos hasta lograrlas), matado una vez el Dragón de tiempo perdido (y perdiendo el loteo!), hecho mazmorras y raids tanto como DPS como Healer, vivido libre y formado parte de una Guild.

Y con estas grandes vivencias sobre mis espaldas (o debería decir sobre mis dedos), hete aquí que aun quedan grandes aventuras que vivir, que relatar e incluso leer. Hace pocas fechas regresé a Azeroth tras una larga temporada de retiro, no se cuanto durara, pero esta claro que Azeroth y Ventormenta, formarán parte de mi alma por siempre … a no ser que muera y pase a formar parte de los malditos.