Representación en 8x8 pixels de un corazón pensativo y cabizbajo

El momento es ahora

Estoy en estos dias revisando ficheros antiguos para hacer limpieza, ordenar y clasificar un poco, y me he encontrado este texto que escribí en 2008.

No recuerdo el contexto exacto, incluso he tenido que leerlo varias veces en busca del tipo de giros de lenguaje que suelo estar para convencerme que fui su autor, pero si tengo claro que en gran medida, es el resultado de mi experiencia de 2004, en la que mi debut diabético casi me cuesta la vida y tuve 21 largos días para asimilar el shock, reflexionar y darme cuenta de que era importante para mí.

¿Porqué luchar?¿Qué nos sostiene?¿Como identificar lo realmente importante en nuestras vidas? ¿Como dejar ese perfeccionismo extremo tan dañino? Espero que este pequeño texto les pueda ayudar a plantearse estas cuestiones, y sobre todo, a darse cuenta de que la muerte no espera a nadie, lo que desees hacer, hazlo ya, sin demora … siguiendo mi propio consejo, aquí va: …

Dignidad Interrumpida

Dolor, pánico, miedo, frio, avanzaba entre los árboles con la esperanza de no ser encontrado. De serlo tenía claro que seria asesinado de una forma cruenta, los SS habían sobrepasado su puesto de control, no sin bajas pero no las suficientes para hacerles retroceder y no pudo detenerlos , uno a uno sus compañeros cayeron ante la abrumadora potencia del fuego enemigo que sin piedad alguna y como demonio que baja a la tierra en busca de almas, acabó con todos y cada uno de ellos. Los refuerzos no llegaron a tiempo, nada, todos murieron, la culpa le abrumaba.

El mismo escapó de milagro, aunque gravemente herido, sin agua comida ni esperanza alguna más que seguir en movimiento y no ser detectado, aún así habia perdido demasiada sangre, tanta que ni siquiera la rabia consiguió de él la tan ansiada capacidad de seguir corriendo y cayó exhausto, sin oportunidad alguna de recobrarse, solo pudo dejarse morir mientras buscaba consuelo en los últimos recuerdos agradables que tenía grabados en su memoria …

– Coronel, hemos asegurado el puesto de control, si vienen estaremos preparados.

– Perfecto Cabo, asegurese ahora de que los hombres descansen por turnos, y se alimenten adecuadamente, mañana tenemos un dia duro, se prevé que dos divisiones al completo pasen por aquí, nuestra avanzadilla esta tratando de eliminar la posibilidad de que sus Panzer lleguen aqui, pero aun asi será duro.

– A la orden, Coronel.

Me marché con el firme propósito de organizar a mis hombres y prepararme para el día siguiente, como te prometí, amada mía, llevo conmigo el candado del baúl que tantos recuerdos alberga y que prometí devolverte a mi regreso. Todo sucedió tal y como esperaba , los hombres descansaron y se alimentaron, establecimos una rotación de guardias en forma y manera que todos estuviéramos descansados al día siguiente.

Estoy sentado pensando en tantas cosas, en las promesas que nos hicimos, en los planes que teníamos en mente antes de todo esto, me parte el alma pensar que podría no volver a verte, no puedo soportar la idea de perderte para siempre, de no volver a estrecharte entre mis brazos, noches eternas de calor, paz y emoción que no volveré a saborear, vida que me niega el destino por culpa de cuatro malditos egoístas incapaces de dialogar, me siento indigno de tí , indigno del amor que me profesas, si lo fuera estaría contigo y no en este inmundo lugar esperando cuan cerdos al matarife. – en este momento rompí a llorar y me quede dormido…

¡¡Cabooo!! ¡¡Cabooo!! ¡¡el ataque, el ataque!!!, alcancé a levantarme justo en el momento en que los sesos de mi compañero me salpicaron la cara, un francotirador enemigo en avanzadilla había volado la cabeza a mi compañero, al Coronel y a dos tenientes más. Se esta empleando bien el hijo de puta, si seguimos asi no habra forma de dirigir esto.

¡ Que alguien mate a ese hijo de puta ! ¿ donde esta ? ¡ fuego a discreccion ! ¡ cubranse señores y disparen malditos patanes disparen! , durante casi 14 horas ese francotirador nos tuvo cercados sin poder hacer nada, llegado un momento se hizo el silencio, y alguien gritó ¡lo han matado! ¡lo han matado!, ¡ ha caido el perro !, para cuando pude recobrar el equilibrio, un soldado, apareció andando , con aplomo, como si no pasara nada, lleno de sangre, cuchillo en mano, con un corazón todavía hirviente en la otra , y lanzandolo a mis pies dijo ¡ ese maldito bastardo no nos molestará más!

Me sorprendió la juventud del soldado, apenas debía contar con 14 años, su mirada estaba completamente vacía y perdida, me parte el alma pensar en cuantos niños han tenido que renunciar a su inocencia en esta maldita guerra, que ya dura demasiado … recuento de bajas, quedamos apenas 25 personas incluyendo al niño, ese perro ha dado cuenta de la mitad de nuestro grupo…

– Soldado , póngame con el alto mando.

– A la orden Cabo.

– Aqui el Cabo Valentín Korolev, estamos en el puesto de control sur, necesitamos refuerzos para mantener la posición.

– De acuerdo, resistan a toda costa, les mandaremos refuerzos lo antes posible.

Malditos bastardos, van a venir y no tengo con que mantener esta posicion, pero no puedo retroceder, no hay donde retroceder… Amor mio, se que aprobarías lo que estoy a punto de hacer, es mi única esperanza de motivar a este grupo de soldados cuya esperanza ha quedado total y completamente mermada, si no les doy algo por lo que luchar … moriremos sin remisión..

– Soldado, reuna a la tropa en 10 minutos en la barrera de control.

– A sus ordenes.

– Señores, todos sabemos que nos enfrentamos a una situación extrema, somos pocos y dependemos de los refuerzos que nos están enviando para resistir el ataque enemigo que estamos esperando, sin embargo vamos a tener que resistir hasta que lleguen, no va a ser fácil …. todos tenemos esposas, hijos, padres, parientes, familiares, amigos por los que luchar, ellos merecen que demos hasta la ultima gota de sangre en su defensa, no podemos decepcionarles, hemos de resistir. Este candado que dejare aqui fijo representa la promesa que hice a mi esposa de que volvería y se lo devolvería, este candado que pongo aqui ahora, cuya llave me tragaré, expone directamente y sin reservas mi firme decisión de volver a casa de una pieza, y representa las promesas de cada uno de nosotros, el último hombre en pie debe comprometerse a tomar el candado y llevarlo a mi esposa. ¿estan ustedes conmigo? un SI unánime surgio poniendo a estos hombres en comunión mutua y consigo mismos. Resistirían y nada impediría que lo hicieran.

Una explosión interrumpió la charla, los Panzer habían conseguido llegar a su posición … el resto fué inevitable …

La noche dio paso al amanecer, el más bello que había visto nunca y el último, sus últimas fuerzas , ya mermadas, abandonaron su cuerpo…Amada mía, no podré cumplir la promesa, vive una vida plena, no dejes que mi muerte evite que seas feliz….

El Cabo Valentín Korolev murió entonces, nunca llego a casa, el candado nunca fue violado, años después su esposa Maya reconoció el lugar y el Candado… su esposo fue santificado como San Valentín y desde entonces ese candado ha quedado en ese lugar como símbolo de amor eterno.

Fin?

El momento es ahora(c)Raul Carrillo Garrido

Representación del concepto Economia de mercado en 8x8 pixels a través de un símbolo de porcentaje

La economía de mercado: el democratizador definitivo

Son muchas y diversas las paradojas que azotan nuestra mente cuando tratamos de comprender las causas de guerras y tiranías, al tiempo que buscamos el método “definitivo” para lograr mejorar – como decía mi bisabuela – “aunque sea una miaja” esa mundo nuestro.

Hubo un tiempo (que aun perdura en gran parte del globo) en que la forma de generar prosperidad era armarse, caminar en una dirección y matar todo lo que se encontrara en nuestra trayectoría saqueando todo y a todos a nuestro paso.

Así ganábamos – robábamos – antaño riqueza, la simpatía de nuestros seguidores al recibir parte, y el pavor de nuestros enemigos por lo que pudiera pasarles si se oponían a nuestro dominio.

Mejor arruinados que muertos

Suena crudo pero en general, el hecho de que la evolución del mercado requiere de “clientes”, hace que la guerra “tradicional” en que los cadáveres eran el ROI mas abundante, por otro tipo de guerra, la guerra económica.

En esta situación siguen sufriendo personas, pero al menos sobreviven para luchar otro día, otra batalla, otro envite. En el fondo cambiamos un tipo de violencia por otra, pero creo que ganamos en el cambio.

Be Money my friend

Esta necesidad de “clientes” para el florecimiento de la riqueza provoca que, además de ese relativo “apaciguamiento”, los regímenes absolutistas que no tienen recursos naturales que vender, no se sosténganme e incluso aquellos que se basan esa estos recursos, una vez liquidados estos, caigan también.

Si, en una red económica cada vez más interconectada, el aislacionismo se torna en suicidio, de algun modo. gracias a la necesidad de divisas, esa indolente e inamovible piedra de granito se acaba convirtiendo en el futuro canal por el que fluirá el capital erosionando lenta pero inexorablemente el bloque que atenaza a sus semejantes.

Schindler es tu amigo

Concluyendo estas pequeñas reflexiones, mal que nos pese, la economía de mercado es el motor que – no sin la necesidad de plantar batalla ante la injusticia – nos mantiene en el camino … no diré recto, diré menos gore.

Ahora las guerras no se libran con espadas, sino con teclados, no se lanzan panfletos, sino que se comunica en redes sociales. Menos – abiertamente – violento, pero en el fondo, bastante dañino, no obstante , aun con todo eso, mejor que la alternativa de palos y piedras, pues sobrevivimos para luchar un día más.

One more thing …

Y si aun así dudan de la necesidad de la economía de mercado, estudien el caso de los dañinos (no por sus ideas sino por sus delirios totalitarios y parasitismo crónico) Ultraortodoxos en Israel y veran claramente porque la presión económica ha de existir y ser protegida, pues es el único modo de limitar los totalitarismos.

Hall 9000 representado en 8x8 pixels

Automatizar: una forma de poder elegir en qué emplear nuestro tiempo

A veces olvidamos que nuestro bien mas preciado no es el dinero , ni siquiera el poder, sino el tiempo, y concretamente el tiempo que dedicamos a lo que queremos y quien queremos por el simple gusto de hacerlo. Todo lo demás esta, bajo mi punto de vista, al servicio de esto.

Es por ello que, en mi día a día, tiendo a automatizar toda tarea repetitiva a fin de maximizar el tiempo del que puedo dedicar con libertad, y de paso, aprovechar las ventajas que proporciona la tecnología para “estar” en varios lugares al tiempo.

(más…)

Una bombilla encendida representada en 8x8 Pixels

No muerdas más de lo que seas capaz de degustar

Cuando llegas a dominar suficientemente bien las técnicas de productividad que has elegido, el mayor peligro es confiarse y o bien abarcar demasiado, o bien planificar tan a largo plazo que olvides que el aprendizaje es un proceso continuo y que llegar al nivel de “maestro” requiere pasar por todos los niveles intermedios.

Y me explico, los que me seguís habitualmente sabes que he tratado de experimentar a fondo con esta cuestión de la productividad, usando GTD (o mi propia variación del mismo) rotando periodos con menos foco y cientos de tareas con otros de mayor foco y menor numero de ellas.

Junto con la experiencia de estos años, el análisis del resultado objetivo, junto con algunas ponencias de este pasado RetroMadrid, los consejos del maestro Fran Gallego, charlas varias con amigos, conocidos y familiares e incluso resultando de conversaciones con la persona encargada de la limpieza del edificio, he llegado a algunas conclusiones que quiero compartir aquí, de un modo informal.

(más…)

La Presa de Azuer en 2004, por este lugar pasaba camino de la Sierra de Segura cuando pasaba los veranos por la zona.. y símbolo de una de las lecciones que he tenido que aprender

Aprender a caer cinco veces y levantarse seis.

Inauguro estos días la sexta versión de mi web personal. Mucho ha llovido desde mis primeros balbuceos en el mundo web, y mi vida ha dado muchas vueltas. He tenido que aprender algunas lecciones, unas por las buenas y otras por las malas.

Realizo hoy un pequeño ejercicio rememorando estas cinco etapas anteriores. Quiero compartir algunas lecciones que han ido modelando mi camino, unas por las buenas, otras mediante un bofetón del tamaño de un trasatlántico. Esto me ha ido obligando a evolucionar. Nada que no haya vivido un gran numero de seres humanos antes que yo.

Quiero rememorar lo vivido, no obstante, como medio de aprendizaje para mi, puede que, si hay  suerte, algún otro humano pueda verse reflejado en mis vivencias, y sacar sus conclusiones.
(más…)